Hoy, 30 de septiembre, se celebra el Día Internacional del Traductor en honor a San Jerónimo.

San Jerónimo nació alrededor del año 343/347 en Estridón, una pequeña población situada en los confines del Imperio romano. Padre de las ciencias bíblicas, fue un gran estudioso de los autores latinos y griegos, hombre de vida ascética, eminente literato y políglota. Es el autor de la primera traducción de la Biblia al latín, llamada “Vulgata” (estaba dirigida al pueblo que hablaba latín). Por este hecho se lo venera como el Santo Patrón de los Traductores. Falleció el 30 de septiembre del año 420.